SENSACIONES

Éste es el último artículo que subiremos a la web en este periodo del proyecto miradas.  En todos y cada uno de lo anteriores están nuestras sensaciones, emociones, dudas, satisfacciones e incertidumbres en relación a la primera infancia. Hemos compartido con vosotr@s el proceso  en el que estamos, cambiando la mirada en nuestra manera de formar a nuestro alumnado como futuras  T.S.E.I., desde el paradigma del constructivismo, del respeto y la autonomía

            Para la realización de esta última comunicación se me ocurrían dos líneas: la primera, la descripción del primer periodo piagetiano, referido al desarrollo sensorial, es decir  el hermoso camino del proceso madurativo que va de lo sensoriomotor a lo preoperatorio, de las sensaciones al símbolo. Un camino donde la estimulación polisensorial bien entendida, es decir, propuestas variadas multisensoriales acotadas en un tiempo determinado, (para evitar el fenómeno de habituación) y delimitadas en la intención de estimulación, (para evitar la sobresaturación), propicia la generación de nuevas conexiones neuronales. Las sensaciones, junto con la acción, son el andamiaje de la adaptación e integración a la realidad, el desarrollo cognitivo. La segunda,podría haber sido  un resumen final del proyecto miradas, resaltado las miles de sensaciones que a través de las imágenes los/as niños/as nos mostraban, como por ejemplo, la sensación de frio en las manos al tocar la nieve, el contraste al calor que tuvieron que sentir al volver a la calentita aula, el placer de tocar, oler, ver, estrujar, escuchar, los diferentes elementos naturales que se les ofrecía en el aula, las sensaciones propioceptivas, equilibrios, saltos, ruedas, giros, en los juegos cuerpo a cuerpo.

            Sin embargo, he optado por desvelaros el logo de miradas. ¿Por qué?. Porque tiene que ver con las sensaciones, con la educación infantil y con nosotr@s como equipo multidisciplinar, (diferente  formación académica, laboral y experiencial) o “multisensorial”, (diferentes maneras de percibir la realidad o priorizar las sensaciones para interpretarla).

            Como sabéis el proyecto miradas surge de un encuentro con las técnicos en el pasado curso, donde extrajimos tres necesidades: crear red, dar valor a la técnico de educación infantil y visibilizar las necesidades de la primera infancia. Vicens Arnaiz nos dio la estrategia de difusión de las foto-miradas, con lo que las tres líneas se veían cubiertas. Una vez tomada la decisión de ejecutar la propuesta, nos reunimos para entre tod@s extraer las líneas epistemológicas, pedagógicas y sociales que concurrían. Fueron días de mucho debate y reflexión hasta cerrar el proyecto, ( visión, misión, epistemología, objetivos, estrategias, acciones…etc que están colgadas en la web). Era necesario crear una imagen que aglutinará todas esas reflexiones; como os decía, nuestro equipo es “multisensorial”, y contamos con Alberto, maravilloso diseñador que dio a luz el logo de miradas y sintetizó aquellas largas horas de discusión sobre el sentido del proyecto. He aquí un pequeño acercamiento descriptivo sobre la imagen de Miradas:

            En el centro,  nos encontramos con el/la niño/a, el círculo amarillo lo representa. Este nuevo ser viene a este mundo, en potencia, con todo un repertorio de posibilidades que va ir desarrollando, representado en la espiral que se desenvuelve y sale de sí, encontrándose con la familia, la escuela y la comunidad, que son los otros tres círculos. En la interacción con estos tres ámbitos, ese repertorio de posibilidades pasa de estar en potencia para se acto, acción. (paradigma constructivista).

            Una interacción que es de interdependencia. los círculos no están dentro de la espiral desenroscada, el/la niño/a se relaciona en un ir y venir de la dependencia a la autonomía, dependiendo de su momento madurativo. (paradigma de autonomía y respeto). 

            En estas interacciones se pueden dar una multitud de posibilidades de acción, el rojo, verde y azul  son los colores a partir de los cuales se generan el resto de los colores digitales, simbolizando la infinitud de opciones. Por tanto, en el centro está el niño/a, la propuesta es conocer y comprender la infancia, para poder generar instituciones: familia y escuela, que sean coherentes con ese entender al niño/a desde estos paradigmas así como construir entre todos una comunidad en la que tenga cabida el respeto y la confianza en el otro/a.

            Para nosotr@s, Miradas ha sido una parte del camino de nuestro viaje que nos ha permitido conocer y entender el desarrollo del niño/a a través de las miradas de sus educadoras, el funcionamiento de las escuelas y las familias y la idiosincrasia de la comunidad en la que estamos inmersos,  cumplir los objetivos en mayor o menor medida que nos habíamos marcado: generar red, valorar la profesión y visibilizar las necesidades de la primera infancia y crear sinergias con aquellas profesionales que se han acercado al proyecto y se han entusiasmado con él. Es un paso más hacia un modelo de educación activa, tanto en las escuelas como en nuestro alumnado, basado en las potencialidades y en los procesos y no tanto en los actos y los resultados, lo que nos permite creer y confiar en la persona con/para la que estamos trabajando día a día.

María Hernández Roales

Equipo Miradas.

 

Deja un comentario