JORNADAS HORIZONTE FP 4.0. Intercambio de experiencias entre el profesorado de Salamanca

El jueves 22 de febrero se presentó el Proyecto Miradas en la Jornada Horizonte FP4.0. Fue una oportunidad para compartir el Proyecto con compañeros de Formación Profesional de otras Familias Profesionales y las personas encargadas de la planificación educativa en nuestra Provincia.

La ocasión nos parecía importante y el encuadre difícil, por eso dedicamos bastante esfuerzo al proceso de preparación. La primera pregunta que nos planteamos fue cómo hablar de educación infantil en unas Jornadas dedicadas a 4.0.

Sabemos que estamos hablando de innovación cuando hablamos de escuela activa, especialmente en Salamanca, pero no fue hasta después de haber escuchado a Jorge Arévalo, Viceconsejero de Formación profesional del País Vasco, cuando           

comprendimos que la escuela activa no es solo  innovación educativa, sino que es la única fórmula que conocemos para que los profesionales del futuro (ya presente) sean adaptativos en el entorno que les toca vivir (no solo laboral).

Durante la Jornada Jorge Arévalo habló de la capacidad de anticiparse a los cambios (también de la dificultad de hacerlo en el contexto tan impredecible que vivimos). Planteó varias veces el interrogante, ¿a dónde miramos para ver el futuro?, ¿cómo ser capaces, desde el sistema de formación, para acertar con la fórmula que requiera el futuro? Desde el País Vasco se mira a Alemania. Desde aquí se mira al País Vasco.

Jorge Arévalo habló también del profesional que va a necesitar ese horizonte 4.0 y de cómo el sistema educativo debe formar a ese profesional, con qué habilidades y cómo conseguirlas. Habló de un sistema educativo obsoleto en sus mecanismos de adaptación a los cambios y de una estructura atascada en modelos que ya no son válidos. La educación basada en metodologías activas de aprendizaje es el camino que ya está trazado.

Los que trabajamos en el Proyecto Miradas, tenemos como objetivo la promoción de las metodologías activas en educación infantil y por eso las hemos implantado en el aula y las promocionamos en el sector a través de este Proyecto. Somos conscientes de que los niños y niñas que están ahora en las escuelas infantiles tendrán 16 años en el 2032, un horizonte imposible de prever, pero para el que la escuela de hoy aún no está preparada.

En Salamanca, en el ámbito de la educación infantil (0-3 años), la educación activa está aún muy lejos de ser un modelo generalizado, ni por parte de las profesionales en activo, ni por parte del profesorado que las forma cuando son estudiantes. Hace tiempo que sabemos que en Silicon Valley las escuelas son activas.

Hoy vemos el Proyecto Miradas en una dimensión más amplia. Gracias por las aportaciones de todos y todas.