¿Qué es el Proyecto Miradas?

El Proyecto Miradas es una estrategia de trabajo conjunto entre el Ciclo Formativo de Técnico Superior en Educación Infantil del IES Fernando de Rojas y las escuelas infantiles y otras instituciones y colectivos de atención a la infancia de cero a tres años de Salamanca. Tiene como objetivo hacer visibles las necesidades de l@s niñ@s en esta etapa de la vida, bajo la mirada de las personas que los acompañan en esas instituciones, reivindicando así la importancia de la tarea que realizan.

En 1990 España firrma la Convención de los Derechos de la Infancia y con ello, da un paso firme hacia la efectiva implantación de la Declaración de Derechos del Niño del año 1959 . Desde entonces, se han puesto en marcha diversas iniciativas que, desde diferentes áreas, concretan la Declaración del año 59. No obstante, como muestra el Informe sobre Bienestar Infantil en España 2016 de UNICEF , hay numerosos aspectos que aún quedan por abordar.

Un aspecto que resulta preocupante es que, si bien la infancia sigue siendo un colectivo altamente vulnerable, como así demuestra el citado Informe, no es ésta la consideración social que recibe, existiendo una percepción generalizada de que los niños y niñas viven en mundos cómodos y seguros como nunca antes.

Lo cierto es que la infancia de hoy afronta retos que hasta ahora eran desconocidos y que están relacionados con las características del contexto actual y su impacto en el ámbito familiar. Una consecuencia de lo anterior, a un nivel más concreto, es el hecho de que continúa sin resolver el problema de la incompatibilidad de los horarios y cargas laborales con el cuidado de las personas. El cuidado de l@s hij@s sigue concibiéndose como una opción personal, quedando lejos aún el planteamiento como un tema de responsabilidad social . En esta situación, la externalización del cuidado y su profesionalización aparecen como la única alternativa posible.

El papel que tiene la escuela infantil en este contexto es, cuanto me-nos complejo, dada su doble naturaleza. Por un lado, la escuela surge de la necesidad de conciliación de la vida familiar y laboral y para responder a las necesidades de las familias. Por otro lado, su diseño responde a un modelo escolar en el que los objetivos explícitos hablan de las necesidades de l@s niñ@s. El problema surge de la constatación de que dichas realidades son incompatibles entre sí, en muchas ocasiones. Ni los horarios de las familias coinciden con el ritmo de l@s niñ@s, ni el modelo escolar responde a sus necesidades de aprendizaje .

Deja un comentario