“Contextos de simbolización,cultura y juego para la primera infancia: la propuesta de las instalaciones”

Javier Abad y Ángeles Ruiz de Velasco

El miércoles 21 de febrero recibimos en el Instituto Fernando de Rojas a Javier Abad y a Ángeles Ruiz de Velasco, en las VI Jornadas de Buenas Prácticas en Educación Infantil.

Al encuentro asistieron cuarenta educadoras en activo y profesionales de otros ámbitos que ya son habituales en estas Jornadas, como Javier Mártil, animador de Wanderoute y técnico de las Ludotecas Municipales de Salamanca, Juanvi Sánchez de A Mano Cultura y colaborador en el Proyecto Miradas o Marisa Rodríguez, Profesora de la Facultad de Educación de la USAL. También asistió todo nuestro alumnado de TSEI y el profesorado de este Ciclo.

La Jornada compartida con Javier y Ángeles no defraudó a pesar de que las expectativas eran muy altas. Llevábamos mucho tiempo esperando la oportunidad de compartir su trabajo con las técnicos y nuestro alumnado, al que tanto hemos hablado de ellos.
La ponencia se llamó “Contextos de simbolización,cultura y juego para la primera infancia: la propuesta de las instalaciones” y con ella pudimos acercarnos a su trabajo con las instalaciones de juego libre. La reseñaría diciendo que deja resaca. Es una experiencia llena de contenidos que van resurgiendo en la memoria poco a poco, cada vez con un matiz y a cada persona con una evocación diferente (cuando preguntamos a las profesionales, a los compañeros y a las alumnas, cada persona alude a un aspecto diferente que le ha llegado de manera mas profunda). Partió de la idea de niño como “agua”, en lugar de “esponja”, recorrió la definición de los elementos que forman parte de una instalación de juego, pasando por el soporte teórico de las mismas y acabó en la narración de experiencias en primera persona, de lo ocurrido y vivido en las instalaciones.
Javier y Ángeles también dejan en nosotros, en el equipo de Miradas, una impresión profunda y tranquila. Compartiendo con ellos la comida, hablamos de todo un poco y aunque no nos conocíamos, las cuestiones personales fluyen y ocupan parte del espacio presuntamente profesional. Tal vez no sea necesario entre nosotros poner palabras al discurso que sabemos que compartimos. Gracias por enriquecer nuestro Proyecto.